Un hombre ganó una fortuna millonaria en Telekino pero creen que ni se enteró

Mundo Poder Noticias

24 agosto, 2020

La cuarentena obligatoria por la pandemia coronavirus dejó en peores condiciones económicas a mucha gente, sin embargo una persona se volvió millonaria. El problema radica en que creen que ni siquiera se enteró.

Se trata de un apostador que compró una boleta del Telekino en marzo pasado, antes de que se declarara el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia coronavirus. Al reanudarse los sorteos recién este mes, la jugada se hizo el 16 de agosto, pero el afortunado del premio no se presentó todavía a cobrar en la agencia de lotería.

El ganador había comprado la boleta en el local de la calle San Martín 124 en Pilar. El sorteo número 1457, el primero desde que inició el confinamiento, benefició al cartón con los números 02, 03, 05, 06, 08, 09, 11, 15, 16, 17, 20, 21, 22, 23, 25. ¿El premio? Una gran fortuna: 53.129.344 pesos, dos casas, cuatro autos y tres viajes para cuatro personas.

El reglamento establece que «todos los premios caducan a los 15 días hábiles a partir del día hábil siguiente de la fecha del sorteo«. Por ello, el apostador tiene tiempo para presentarse hasta el 7 de septiembre.

Las agencias oficiales de lotería reabrieron en provincia de Buenos Aires el pasado 22 de julio, pero como los sorteos fueron suspendidos a partir del aislamiento, el 20 de marzo la mayoría de los clientes ni se enteró de que las boletas compradas hasta entonces podían servirles para cinco meses después.

«La mayoría de los clientes tiraron los cartones sin saber. Desde Loterías y Quinielas de la Provincia no informaron a las agencias del sorteo pendiente«, manifestó un comerciante del rubro. Las boletas vigentes del Telekino tienen fechas viejas, ya que no se mandaron a reimprimir, mientras que el sorteo se realiza cada domingo.

Te podria interesar

Añade aquí tu texto de cabecera

Añade aquí tu texto de cabecera

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.