Unidad Piquetera le reclama a Kicillof tierras y viviendas, a dos años del desalojo de Guernica

Micaela Cabezas

31 octubre, 2022

Por orden judicial, el 29 de octubre de 2020 la Policía de la Provincia de Buenos Aires desalojaba la mayor toma de tierras en territorio bonaerense: más de 100 hectáreas en Guernica, partido de Presidente Perón. El gobierno de Axel Kicillof, mediante su ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “cuervo” Larroque, firmó convenios con más de la mitad de las casi tres mil personas asentadas en el lugar.

Desde las 10 de la mañana las columnas se concentrarán en las inmediaciones de la Estación Kosteki y Santillán, en Avellaneda, para bloquear uno de los principales accesos entre el conurbano y la Ciudad de Buenos Aires.

En aquella oportunidad, se les prometió soluciones habitacionales, subsidios y alimentos. Sin embargo, dos años después, los dirigentes de la Unidad Piquetera, junto a familias que participaron de la megatoma, se manifestarán cortando el Puente Pueyrredón por el “incumplimiento” de esas promesas y en reclamo de “tierras para vivir”.

LEE MÁS: Organizaciones responsabilizan a Fernández, Kicillof y Berni por los desalojos de Guernica

Al respecto, Eduardo Belliboni aseguró que “a dos años del desalojo de Guernica, Kicillof y el ‘Cuervo’ Larroque no entregaron ni un pedacito de tierra a las familias. El kirchnerismo represor no entrego ni un lote”. Asimismo, recordó que “el violento desalojo protagonizado por un enrome ejército de policías, con tropas especiales, carros hidrantes, caballería, cuatriciclos y motocicletas, camiones y camionetas, balazos de goma, gases y golpes contra los habitantes de ese predio abandonado desde hace décadas en el sur del conurbano, dejó el saldo de decenas de heridos y 35 detenidos”.

LEE MÁS: Kicillof sobre Guernica: “El desalojo se hizo con todos los cuidados posibles”

Cabe hacer mención que, en aquel entonces, los funcionarios bonaerenses conformaron una mesa de diálogo integrada por los vecinos de la toma, organismos de Derechos Humanos, el CELS, la Defensoría del Pueblo y el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad. Acordaron realizar un censo sobre la población asentada en el predio, prohibir el ingreso de más personas y una serie de beneficios para quienes accedían a abandonar la usurpación antes del desalojo.

Por orden judicial, el 29 de octubre de 2020 la Policía de la Provincia de Buenos Aires desalojaba la mayor toma de tierras en territorio bonaerense: más de 100 hectáreas en Guernica, partido de Presidente Perón.

El relevamiento de la usurpación indicó que se identificaron de manera aérea, 2127 “hechos físicos”. Lo que significa pequeñas construcciones en parcelas con distinto nivel de precariedad levantadas por los ocupantes. Se relevaron 1.904 grupos familiares o personas adultas solas, y 440 parcelas que habían sido demarcadas durante la toma estaban deshabitadas. Los números también marcaron que había “1309 familias con niños, niñas o adolescentes, 307 personas adultas solas y 288 casos restantes que corresponden a otro tipo de constitución, esto es, más de dos adultos sin menores, parejas sin hijos, etc.”.

LEE MÁS: Operativo desalojo en Guernica: Incidentes y detenidos

Tras el desalojo, los funcionarios de Larroque siguieron firmando acuerdos con los desalojados. En tanto, las familias y organizaciones sociales, entre las que destacaban el Polo Obrero y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) continuaron movilizadas y lograron sentar en la mesa de diálogo a funcionarios que venían llevando las negociaciones en Guernica. En febrero de 2021 se llegó a un acuerdo con cerca de 830 familias de “pre-adjudicación de lotes con servicios” y un subsidio de 30 mil pesos que se concretaría en 6 meses.

Desde la Unidad Piquetera aseguraron que “Larroque y Kicillof no cumplieron con nada de eso. Por eso vamos a cortar uno de los principales accesos entre CABA y Provincia, una medida de fuerza que se va a profundizar si no se le da solución a la gente”, indicó Belliboni.

Mediante una conferencia de prensa hecha en los terrenos desalojados, el 13 de agosto de 2021, Axel Kicillof, junto a la intendente del municipio de Presidente Perón, Blanca Cantero, el ministro Andrés Larroque y el ministro de Seguridad, Sergio Berni, entre otros funcionarios del Poder Ejecutivo provincial, anunciaron un “Plan de desarrollo urbano” para entregar viviendas con servicios a las familias censadas.

Allí, Cantero refirió que “es un día en el que damos una señal clara de que cuando el Estado se pone realmente a trabajar logra cosas como estas. Cosas maravillosas que tienen que ver con urbanizar un barrio. Hoy tenemos una empresa, los dueños de este campo, que van a hacer sus propios desarrollos, pero antes de eso están entregando, como corresponde, de acuerdo a la Ley 14.448, una porción de las tierras que en el futuro van a desarrollar”. “Vamos a poder acceder y tener la suerte de hacer un barrio para los vecinos de Presidente Perón que hoy luchan y trabajan día a día, pero que el mercado no les da la posibilidad de comprarse su tierra propia”, completó Kicillof.

Por su parte, Belliboni aseguró que “luego del desalojo, Kicillof dijo que su gobierno tiene 92.000 lotes sociales, pero ni uno fue entregado a los millones sin tierra de la provincia”.

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.